Kinect y Orangutanes

orangutan

Cójase un sensor Kinect, póngase en un trípode de una cámara, júntelo con un proyector y programe el dispositivo para que funcione como un sensor remoto de toque – es decir, que lea la profundidad de la posición de la extremidad y reconozca si se está tocando la imagen proyectada o no.

Póngase todo el artilugio al alcance de unos orangutanes (la mar de aburridos supongo) en un Zoo, y grábese la interacción para poder entender un poquito mejor las diferencias de estos seres que tanto se parecen a nosotros.

Sin duda, hay miles de usos que no se me hubieran ocurrido nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s